Carlos Arango «Clos»

Carlos Arango (también conocido como Clos), nacido en Oaxaca, México, crea pinturas que se elaboran minuciosamente para imitar una ingenuidad infantil.

Comunican temas existenciales, como la naturaleza de la felicidad y el significado de la guerra. Inspirado por el giro expresionista en Nueva York en los años 80, Clos usa colores desenfrenados y un lenguaje similar al graffiti para comunicar una visión singular.

OBRA EN VENTA, CONTACTAR PARA DISPONIBILIDAD.

Si está interesado en adquirir alguna de las obras de Carlos Arango «Clos» puede enviarnos un whatsApp 9511283620 para más info. Si requiere una medida específica por favor háganoslo saber.





Una pincelada de mi biografía

Yo, Carlos Arango vi la luz primera un 10 de septiembre de 1970, en un pintoresco pueblecito llamado Ocotlán de Morelos (Oaxaca) ubicado a 30 kilómetros de la capital oaxaqueña.
Mis padres fueron de origen campesino y soy el hijo menor de nueve hermanos.

A los 11 años de edad la vida me dio un duro golpe, arrebatándome a mi madre, siendo yo el hijo menor y sin la imagen materna afectó mi vida de tal suerte que perdí el interés en la actividad escolar. Si bien tenía el apoyo incondicional de mi padre y de mis hermanos mayores no fue suficiente ya que fueron años difíciles y con dificultades logre concluir mis estudios de secundaria.
Me refugie en una de mis libretas, la más bonita y empecé a dibujar comics, especialmente “Las aventuras de Condorito” así como las de “Superman”.
Una de las experiencias más agradables de mi niñez fue haber llenado completamente mi libreta con todos esos dibujos, me sentí feliz y orgulloso.
A la edad de 15 años tuve que emigrar a la Ciudad de México, con un cuñado que tenía algunos negocios farmacéuticos y es ahí donde tuve mi primer trabajo como repartidor de medicinas en la colonia Condesa, esto fue para mí un primer logro porque al paso de algunos años esta actividad influyó en mí para iniciarme en el comercio de manera independiente.

Al regresar a mi natal Oaxaca, empecé a incursionar en algunos negocios logrando estabilidad económica. Llegue a la casa de la cultura por invitación de un sobrino mío (Guty) y ahí empecé a tomar cursos de pintura, despertando el furor de color que ya existía en mi sin que yo me diera cuenta. Asistí aproximadamente un año a los cursos de pintura, es así como monto mi propio estudio y comienzo a pintar con lo aprendido en dicho curso.

Y es ahí donde empieza la búsqueda de mi propio estilo y desarrollo de técnica de manera autodidacta. No lamento el no haber asistido a la universidad, porque tuve la mejor universidad, que es la universidad de la vida en la cual se cuentan logros, triunfos, derrotas y tristezas pero todas esas experiencias vividas forjaron en mí a un hombre de trabajo y de buenas costumbres.
Acostumbrado a la dinámica de mí trabajo, no me permito momentos de ocio, mis actividades me
acarrean compromisos los cuales me gusta enfrentar con éxito, esa actitud me ha llevado a encontrarme a mí mismo y a redescubrir mi pasión por la pintura. En estos momentos mi personalidad define mi trabajo artístico, me apasiona mucho lo que pinto y sale el color que corre dentro de mí el cual lo expreso con rayones, tachones, letras, palabras salpicadas, colores fuertes y sólidos, personajes. Es algo maravilloso para mí y cuando estoy satisfecho, es por que logre una buena composición y la disfruto inmensamente, definitivamente amo lo que hago.

Mi técnica, expresionismo figurativo , para mí es lo máximo , porque me permite sacar todo lo que hay dentro de mí , mi logros , mis tristezas , mis frustraciones , mis iras , y mi soledad , me permite explayarme a mi manera , si bien es cierto que he sido influenciado por algunos artistas , puesto que no hay nuevo bajo el sol .
Todo está hecho, en esta etapa de mi vida artística toqué puertas y no se abrieron. Estando de vacaciones con mi familia en la ciudad de Nueva York me puse a tocar puertas para mostrar mi
trabajo nuevamente muchas se cerraron, pero hubo una que se abrió! Y fue la Galería Agora, en esta
galería presenté mi trabajo un tanto desanimado por los rechazos en otras galerías. A pesar de que en la Galería Agora sólo reciben trabajos por vía electrónica me dieron la oportunidad de presentar mis trabajos en un catálogo, después de recibir mi trabajo me comentaron que sería revisado
para ver si calificaba y en caso de calificar ellos me representarían como artista emergente, comentario que me alentó a pesar de que no había nada concreto, basto con saber que estaba logrado mi propósito!
Si me aceptaban o no era decisión de ellos solo tuve la satisfacción de que un consejo de curadores
internacionales revisaría mi trabajo. 3 meses después recibo un correo electrónico de dicha galería en el cual me felicitan y me dicen que soy aceptado para la representación de tal suerte que 8 meses después participo en una exposición colectiva, la cual me ha dado muchas satisfacciones.
Sé que el camino es largo y falta mucho por trabajar, pero estoy listo para continuar y ahora me propongo tocar puertas en la Ciudad de México con un proyecto nuevo, el cual nombré, GALLERY STARS , en dicho proyecto rindo homenaje al estilo CLOS a 20 grandes artistas de la pintura con los cuales me identifico mucho por varias razones. Cito a algunos de ellos: Rufino Tamayo, oaxaqueño, emigró a la Ciudad de México para vender frutas. Yo emigre a la Ciudad de México para ser repartidor de medicamentos.


LIENZOS MOVILES

Artículo anteriorBido’ Guuze’
Artículo siguienteEzequiel Ortega

NOCHES DE ARTE EN OAXACA