Sitios de Interés en Oaxaca

    casadelaculturaoaxaqueña

Casa de la Cultura Oaxaqueña

Historia

La fundación de esta institución nos remonta a 1954, año en el que, comenzando por la de Guadalajara, se inicia el proyecto nacional para las Casas de la Cultura, entonces a cargo del Licenciado Miguel Álvarez Acosta, en el Instituto Nacional de Bellas Artes.

En cuanto al edifico que da albergue a la Casa de la Cultura, la historia es aún más antigua, pues esta hermosa edificación del siglo XVIII, originalmente fue construida como el Convento de Santa María de los Ángeles para dar albergue a las monjas Capuchinas Descalzas, también llamadas Cacicas, quienes a partir de 1732, recibieron en su claustro a las monjas hijas de caciques oaxaqueños, quedando establecidas junto al Templo de Santa María de los Siete Príncipes, de donde toma también su nombre el popular barrio que le da cobijo y que se caracteriza por su tranquilidad, la alegría de su gente y el entusiasmo con el que viven sus tradiciones.

En 1867, después de la promulgación de las Leyes de Reforma, al decretarse la expropiación de los bienes de la iglesia, este convento fue desalojado; las religiosas se refugiaron en casas de particulares y la orden de las capuchinas de los Siete Príncipes sobrevivió hasta el fallecimiento de la última superiora de la orden en 1908, quedando con ello el convento vacío.

El inmueble fue adquirido por particulares y luego fue recuperado bajo la orden del Arzobispo Gillow, mismo que intentó crear un instituto de artes y oficios para personas humildes; sin embargo, la Revolución en 1910 lo impidió y años después, temiendo que el inmueble fuera expropiado de nuevo, el ex convento fue vendido nuevamente a particulares.

En 1963 el gobierno adquiere el edificio y el terreno correspondiente a la huerta y se emprende su restauración, pues estaba sumamente dañado por los sismos que afectan nuestra región, quedando estos trabajos bajo la responsabilidad del arquitecto Armando Nicolau. Pasaron dos años hasta que este espacio quedó listo para entrar nuevamente en funciones, encontrando otra vez su vocación de servicio a la comunidad, ahora como “Escuela de Trabajadoras Rurales” y luego como “Escuela de Artes y Oficios” donde recibían alojamiento jóvenes estudiantes de comunidades lejanas que venían a la capital a aprender diversos oficios, como la fabricación de cerámica, textiles y orfebrería, entre otros.

Casa de la Cultura Oaxaqueña

A partir de 1971 la Casa de la Cultura Oaxaqueña nace en este espacio y pronto se arraiga en el ánimo popular, consolidando una larga relación de “buenos vecinos” al tiempo que se privilegia la antigua vocación del edificio de las Capuchinas Descalzas, que desde su origen dio albergue al quehacer espiritual, sólo que esta vez el instrumento para enaltecer la condición humana, sería precisamente la cultura.

Durante 42 años de trabajo ininterrumpido, la Casa de la Cultura Oaxaqueña se ha consolidado como una magnífica opción de acercamiento al arte y la cultura, en este espacio se ofertan 47 talleres disponibles en 180 horarios que operan todos los días de la semana en horarios matutinos y vespertinos, registrando en cada período un promedio de 2000 personas inscritas a partir de los cuatro años de edad. En cuanto a sus escenarios, el ex convento de las Capuchinas descalzas, cuenta con la sala Arcelia Yañiz y la Sala Andrés Henestrosa, además del Foro Margarita Maza y la Pérgola de Sor Juana Inés de la Cruz, donde cada semana se desarrolla un atractivo programa de actividades artísticas a cargo tanto de los alumnos de la institución, como de artistas invitados de talla nacional e internacional. El Claustro de la Casa de la Cultura Oaxaqueña alberga también importantes galerías en donde temporalmente se dispone obra de jóvenes y consagrados artistas de la plástica.

Programas especiales vinculan el quehacer de esta institución con el público oaxaqueño: La CCO en Tu calle; la CCO en tu escuela y también festivales como la Muestra Internacional de Danza, llevan hasta las calles céntricas de la ciudad, los barrios y las colonias, la posibilidad de un sorpresivo encuentro con el arte, sin necesidad de grandes traslados.

Formación Artística

Las actividades de aprendizaje en la Casa de la Cultura Oaxaqueña tienen como propósito principal contribuir en la formación integral de niños, niñas, jóvenes, adultos y adultos mayores, a través de actividades artísticas y culturales que promuevan la libertad de expresión, la disciplina en el aprendizaje y el desarrollo de habilidades físicas y cognitivas que les permita construirse nuevos intereses haciendo uso de lenguajes distintos en un ambiente de respeto.

Fomento Artístico Y Talleres De La Casa De Cultura Oaxaqueña

• Música: flauta, guitarra, bajo eléctrico, organo electrónico, piano, saxofón, marimba, violín y violoncelo
• Técnicas de canto
• Teatro infantil y juvenil
• Artes Plásticas
• Cerámica
• Cine
• Literatura
• Ajedrez
• Dibujo y pintura
• Modelado en diferentes técnicas
• Bailes de Salón
• Ballet y tahitiano
• Danza contemporánea, nacional, folklórica y regional
• Arte decorativo
• Cocina mexicana
• Repostería y confiteria

Más información sobre los talleres: Fomento Artístico Y Talleres De La Casa De Cultura Oaxaqueña

GALERIA DE FOTOS